22 de mayo de 2011

Los Guardafauna: Otra especie que se extingue.





En nuestro país existen varias especies de la fauna silvestre en peligro de extinción, entre ellas la tortuga arrau, el caimán del Orinoco, el cardenalito y el manatí. Pero también ciertas actividades y oficios relacionados con la protección de nuestro patrimonio ambiental y ecológico, como es el caso de los Guardafaunas, nombre dado a los profesionales y técnicos que fueron debidamente entrenados para darles protección y fomentar la permanencia en el tiempo de estas especies.

A finales del año 1988 un nutrido grupo de mujeres y hombres, en su mayoría menores de 30 años se juramentaron como miembros del Cuerpo Nacional de Guardafaunas del Servicio Autónomo de Fauna, (Profauna) del Ministerio del Ambiente, con el compromiso de trabajar por el fomento, la restauración y la conservación de la fauna silvestre de Venezuela. Para esta enorme tarea fueron rigurosamente capacitados en el manejo de especies silvestres y acuáticas y de sus hábitats, en tareas de guardería ambiental, realización de censos de especies silvestres, en la elaboración de planes de manejo y estudios de impacto ambiental, en el manejo de especies invasoras y en la captura y traslado de especies faunísticas a nuevos hábitats.

Muy pronto la actuación de los Guardafaunas fue reconocida por la comunidad científica, la academia y el país en general, convirtiéndose en la única organización de su tipo en América Latina e incluso llevaron sus conocimientos a otras naciones del continente. Este sueño de muchos conservacionistas fue truncado por la envidia y la intriga de personas que no podían tolerar el éxito de estos jóvenes que se guiaban por los intereses de nuestro país y no por intereses políticos. Así durante el último gobierno del presidente Rafael Caldera, actuando como ministro del Ambiente Roberto Pérez Lecuna comenzó el desmantelamiento de Profauna y del Cuerpo Nacional de Guardafaunas, lo que se concretó en 1999.

Actualmente muchos de sus integrantes siguen prestando sus servicios en varios entes privados, ONG y oficiales, incluyendo al Ministerio del Ambiente, pero desde entonces no ha sido formada una generación de relevo competente.

Sirva esta nota para rendir honores a sus fundadores Gonzalo Medina (ya fallecido), José Luis Méndez Arocha, Salvador Boher y Mirna Quero entre otros, a quienes todavía mantienen viva esa llama y vencen día a día todo tipo de obstáculos para cumplir con su deber y a quienes se fueron prematuramente, pero que siguen vivos en nuestro recuerdo como Néstor Jiménez, Norma de Useche, Olga Suarez, Efraín Siso, Luis Parra, Alfredo Lander, Elimines Perozo y David Gerardo Cordero.

Luis Cova-Periodista Ambiental

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escríbenos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Agréganos a tus círculos